domingo, 4 de diciembre de 2011

Piropos para los enamorados

- Mi amor cuando se te enferman los ojos, ¿tú vas a un oftalmólogo o a una joyería?

- Me gustaría ser voluntario de tu cuerpo.

- Por ti, subiría al cielo en bicicleta y bajaría sin frenos.

- Mi gordito de miel con sus ojos cafés, no sé por qué te he de amar ¡Ah! Ya sé, es por tu dulce cantar.

- Si con la mirada se pudiera decir lo que se siente ya fueras mi novio por que lo que siento es fuerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario