lunes, 16 de diciembre de 2013

Piropos coquetos

- No eres el sol, no eres un cuerpo celeste,
pero eres la bombilla que alumbra mi sendero.

- Te quiero por ser belleza, te quiero por ser mujer,
eres la cosa más buena que en el mundo encontré.

- Me gustaría ser tu sombra para seguirte todo el día,
y cuando el sol se apague, morir con alegría.

- Para poder contemplarte, te he comprado un espejo,
puesto que luego de ti, lo más bello es tu reflejo.

- En la palma de mi mano, te quisiera retratar
para cuando estés ausente, abrir la mano y mirar.