miércoles, 17 de diciembre de 2014

Piropos dulces

- Tienes unos ojos niña, que en ellos me miro yo, no les cierres que me matas, no los cierres, ábrelos.

- Tus ojos son dos puñales, que habría que encerrarlos por criminales mortales.

- Me comería tus ojos, así me diera una indigestión de pestañas.

- Lucero, tienes enigmáticos ojos color acero.

- Al mirar tus ojos, no sé si estoy en el cielo o ahogándome en el mar.