martes, 27 de octubre de 2015

Piropos dulces y tiernos

- Como las hojas de otoño se secan antes de caer... así está mi corazón porque no te puedo tener.

- Afortunadas tus lágrimas por nacer en tus ojos, vivir en tus mejillas y morir en tus dulces labios.

- No logra ocultar tu belleza el más hermoso jardín, con tu carita de rosa y tu olor a jazmín.


- Si viviéramos en el cielo, te regalaría el sol, pero como no llego a eso, te regalo mi corazón.

- Si mi amor por ti no es correspondido, mi vida ya no tiene sentido.